Decir que la obesidad infantil y juvenil es uno de los grandes problemas de salud a los que se enfrentan numerosos países en el mundo no es decir nada nuevo.  

Expresiones y frases como “Pandemia del siglo XXI” o “Uno de cada 3 niños está en sobrepeso u obesidad en España” llegan a todos a través de artículos de prensa generalista, programas de televisión o artículos científicos publicados en revistas especializadas sin que, hasta la fecha, ese correcto diagnóstico se haya traducido en una acción coordinada por parte de administraciones públicas, servicios de salud, colegios profesionales, sociedades científicas, compañías aseguradoras, asociaciones de pacientes y todos aquellos agentes responsables de dar una respuesta a la que, sin duda, es la mayor amenaza para la salud de las sociedades occidentales.  

Asumiendo el compromiso de atender a nuestros pacientes de una forma basada en la evidencia científica y orientando nuestra actividad asistencial a un nuevo concepto de relación médico-paciente en la que ambos se alían en la búsqueda de la mejor solución para los problemas de salud, en el Grupo IHP y desde la Sección de Endocrinología Pediátrica hemos diseñado ¡VAMOS!, un novedoso recurso de salud para el tratamiento de la obesidad y el sobrepeso infantil y juvenil cuyas principales características son las siguientes: 

  • Enfoque multidisciplinar: En el diseño y aplicación de ¡VAMOS! están implicados diferentes profesionales que abordan de forma coordinada todos los factores, tanto médicos como sociales, que intervienen en la patogenia de la obesidad. Son pediatras generalistas y endocrinos, psicólogos, dietistas nutricionistas, educadores y monitores deportivos fundamentalmente 
  • Flexible. ¡VAMOS! No es un programa de intervención que se aplique de manera uniforme a todas las familias. Nuestra idea es ofrecer una herramienta multiusos que pueda ser adaptada a las necesidades y circunstancias de nuestros pacientes. No nos parece razonable abordar de la misma forma a familias con muchos o pocos miembros, que viven en sitios diferentes, con diferente nivel de acceso a recursos de todo tipo o con diferentes habilidades sociales y culturales. 

El universo ¡VAMOS! puede ser un taller de cocina, un reto deportivo, un programa de varias visitas a nutrición y psicología, un club de “gourmets” saludables, un campamento de verano, una “Liga de rutas de senderismo”, terapia psicológica grupal o individual para adolescentes y sus padres. Puede ser cualquier cosa que ayude a conseguir las metas que nos propongamos.  

  • Uso de la tecnología. Para poder llegar al mayor número posible de personas utilizamos todo lo que los avances tecnológicos ponen a nuestro alcance. La telemedicina es una realidad útil y la usamos para crear y mantener vínculos con nuestros pacientes. 

Combinar la forma presencial con la virtual es la mejor forma de estar ahí, acompañando a las familias en los retos que les propondremos.